14-02-114-02-2

Dirección General de Comunicación Social 
México, D. F., 26 de Octubre del 2006. 035

 

Concluye horario de verano:

EL AICM ATRASARÁ UNA HORA EN PANTALLAS, MONITORES Y RELOJES.

  • El 29 de octubre, a las 02:00 horas, ajustará los aparatos que marcan el tiempo.
  • A través del sistema de voceo exhorta a pasajeros a cambiar la hora.

Para evitar confusiones a pasajeros y usuarios por el fin del horario de verano, el próximo domingo a partir de las 02:00 horas, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, atrasará una hora en 126 pantallas de plasma, monitores y relojes, informa el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

La medida se aplica en cumplimiento del decreto presidencial que establece el horario de verano del primer domingo de abril al último de octubre de cada año, desde 2002.

Con el fin de proporcionar a pasajeros y usuarios la hora correcta, la Subdirección de Promoción y Calidad del aeropuerto, giró instrucciones a su personal para ajustar los aparatos que marcan el tiempo, ubicados en pasillos ambulatorios, salas de última espera, Migración, Aduana, mostradores de aerolíneas y zona de comida rápida.

Asimismo, se exhortó a las líneas aéreas, comercios, establecimientos bancarios, casas de cambio y en general a todos los prestadores de servicios de la terminal aérea, para que ajusten sus cronómetros con motivo del próximo cambio de horario.

Por lo que toca a los itinerarios de vuelo, las líneas aéreas nacionales y extranjeras que operan en el aeropuerto capitalino, adelantarán sus relojes como cada año, por lo que no se esperan retrasos o contratiempos.

Para evitar confusiones a pasajeros, el aeropuerto, a través del sistema de voceo, informa que concluye el horario de verano y pide a viajeros, trabajadores, prestadores de servicios y público en general, a cambiar la hora en sus relojes la madrugada del domingo 29 de octubre.

Asimismo, se les recuerda que conforme a los lineamientos de seguridad vigentes, deben presentarse en la terminal aérea con tres horas de anticipación si su vuelo es internacional y dos horas en caso de salidas nacionales, a fin de poder cumplir con la revisión de documentos y equipajes y evitar contratiempos.