14-02-2Dirección General de Comunicación Social
México, D. F., 08 de Mayo de 2009

 

EL AICM REFUERZA ACCIONES PARA PROTEGER LA SALUD DE USUARIOS Y TRABAJADORES

  • Se intensifican acciones de limpieza e higiene de instalaciones
  • Operan 13 cámaras termográficas en salas de salidas y llegadas de pasajeros
  • Continúa la aplicación de cuestionarios a pasajeros, para detectar posibles casos de influenza

Para cumplir las acciones emprendidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), tendientes a contener la epidemia de la influenza y proteger la salud de pasajeros y trabajadores, el Aeropuerto Internacional Benito Juárez Ciudad de México (AICM) lleva a cabo operativos de limpieza y acciones de higiene en las instalaciones, proporciona información sobre síntomas y atención de la enfermedad y mantiene la instalación de cámaras termográficas que miden la temperatura de las personas que viajan desde o hacia este aeropuerto.

Con el fin de proteger a los pasajeros y detectar posibles casos de influenza, el AICM instaló 13 cámaras termográficas para medir la temperatura corporal.

Cuando una de estas cámaras registra a un pasajero con temperatura atípica superior a la normal, el médico la mide nuevamente con un termómetro digital; si prevalece la fiebre, lo lleva a alguno de los módulos de atención médica que se instalaron en el aeropuerto, para una revisión minuciosa y, en caso de sospechar los síntomas de la influenza, el viajero es enviado a un centro hospitalario.

Como parte del Plan de Contingencia Preventiva para los Trabajadores que implementó el AICM, se estableció el uso obligatorio de cubrebocas, guantes y gel antibacterial entre el personal de las terminales 1 y 2; este material lo distribuye el aeropuerto, de manera especial entre los trabajadores que tienen contacto directo y permanente con el público.

También se ordenó la limpieza intensa en todas las áreas de trabajo, así como comedores y sanitarios; adicionalmente se postergaron reuniones de trabajo no urgentes.

Conforme a las indicaciones de las autoridades de salud, se recomienda al personal que durante la contingencia se abstenga de saludarse de mano y de beso y reporte de inmediato a quien presente síntomas del virus, para que sea revisado por el personal médico del aeropuerto.

Como medida preventiva, se suspendieron temporalmente las labores de los jóvenes que prestan su servicio social o realizan prácticas profesionales en el AICM y se cancelaron los cursos de capacitación, desde el lunes 27 de abril y hasta nuevo aviso.

Asimismo, se ordenó descanso a las trabajadoras embarazadas o en periodo de lactancia hasta que termine la contingencia sanitaria.

Esta medida también aplica para las madres trabajadoras que tienen hijos en el Centro de Desarrollo Infantil o en guarderías particulares, para que puedan cuidar a los menores de cinco años en tanto dichas instalaciones permanezcan cerradas.

Igualmente se cumple con los “Lineamientos de Prevención y Control en Materia de Influenza A (H1N1): Centros de Trabajo”, emitidos por la Secretaría de Salud, tales como el no usar corbata, ventilar las áreas de trabajo, mantener limpios y desinfectar constantemente los objetos de uso común, como teléfonos, manijas e interruptores de electricidad, teclados de computadora, impresoras y máquinas de escribir, entre otros.

También se instalaron carteles diseñados por la Secretaría de Salud, con indicaciones sanitarias específicas; a través del sistema de voceo, se emiten recomendaciones a los usuarios para prevenir el contagio de la influenza y se reproducen los videos de la Secretaría de Salud en las pantallas que se encuentran distribuidas en las instalaciones del AICM.

Además, se estableció una estrecha coordinación entre personal de las brigadas médicas de la Dirección General de Protección y Medicina Preventiva en el Transporte de la SCT y el servicio médico del AICM, para orientar y atender a los usuarios.

Se cuenta con la colaboración de unidades médicas móviles, con la leyenda “Caravanas de la salud”, de la Secretaría de Salud, en las que se distribuyen cubrebocas y trípticos con amplia información sobre la influenza.

En estas ambulancias se puede aplicar la prueba rápida para descartar o comprobar la presencia del virus, ya que cuentan con el equipo y los reactivos necesarios. En caso de que los médicos de dicha unidad detecten a un enfermo de influenza, deben llevarlo a un hospital.

El aeropuerto agradece la comprensión de los pasajeros, que en todo momento han respondido de manera favorable, cooperando con las indicaciones y orientación que se les proporciona, como parte de las medidas preventivas para evitar la propagación de la influenza. No obstante, la instrucción de la SCT y el Gobierno Federal es no bajar la guardia en todas estas medidas, mientras no se supere por completo la contingencia sanitaria.