14-02-114-02-2

Dirección General de Comunicación Social 
México, D. F., 31 de enero del 2006. 004

 

EN OPERACIÓN UN NUEVO COLECTOR SEMIPROFUNDO EN EL AICM

  • Una obra de drenaje para aguas pluviales que cruza plataforma, rodajes y pistas.
  • Su costo ascendió a los 60 mdp y no afectó las operaciones aéreas.

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) concluyó a finales de 2005 la construcción de un colector semiprofundo, que atraviesa de manera subterránea las pistas de aterrizaje y despegue. La obra reducirá el impacto de las precipitaciones pluviales en área operativa y durante su ejecución no se afectaron las operaciones aéreas.

Los trabajos, que también incluyeron la construcción del nuevo cárcamo de bombeo número 2, tuvieron un costo de 60 millones de pesos y permitirán desalojar de manera más rápida el agua de lluvia, por lo que se minimizarán los periodos de cierre de pistas por inundación.

El colector semiprofundo tiene una longitud de 820 metros y un diámetro de 1.83 metros, fue hincado a una profundidad de 8 metros, con tubería de concreto reforzado y corre de la posición 15 de la plataforma para aviones en área nacional al nuevo cárcamo número 2, es decir que prácticamente atraviesa plataforma, rodajes y las dos pistas.

La construcción de dicho colector se llevó a cabo mediante un sistema de excavación sin zanja, tecnología de punta que utilizan países como Estados Unidos y Japón desde los años 90, y en ningún momento afectó las más de 900 operaciones aéreas que se realizan diariamente en el AICM.

En estos trabajos participaron 260 empleados de la empresa Microtúnel S.A. de C. V., la cual ganó la licitación pública nacional correspondiente.

Además, para reducir las afectaciones en zona de pistas durante la temporada de lluvias, adicionalmente se realizaron diversas obras de protección hidráulica como desazolve de líneas generales de drenaje, desvió de colectores, sangrías en áreas operativas, subcolectores, así como arreglos y sustitución de bombas para agilizar la salida de las aguas pluviales.

COMUNICACIÓN SOCIAL