SCT114-02-2DIRECCIÓN GENERAL DE COMUNICACIÓN SOCIAL
COMUNICADO DE PRENSA

 Fecha: 07/07/2008

INTENSIFICA AICM DESAZOLVE DE SU RED GENERAL DE DRENAJE

  • Aumenta la limpieza en tuberías de los colectores de agua pluvial y ofrece mantenimiento a drenaje sanitario
  • En alerta personal y equipo para atender cualquier emergencia ocasionada por las lluvias.

Para contrarrestar los efectos de las lluvias en pistas, plataforma y vialidades aledañas, el Aeropuerto Internacional Benito Juárez Ciudad de México (AICM), realiza obras de desazolve en su red general de drenaje, que incluye colectores semiprofundos y emergentes, además ofrece mantenimiento a todo el sistema hidráulico en la Terminal aérea.

La Dirección General Adjunta de Operaciones del AICM, informó que con base en el Programa de Obras 2008, personal de ésta área se mantiene en alerta las 24 horas del día para atender cualquier emergencia que se pudiera registrar durante la presente temporada de lluvias.

Para ello, cuenta con dos equipos especiales (M-23 y M-27) de desazolve de alta presión y alto vacío, así como con bombas de succión que tienen como propósito realizar trabajos de achique en zonas bajas y destapar tuberías obstruidas por las precipitaciones pluviales.

Se cuenta además con el apoyo de dos barredoras de succión y se monitorean constantemente las condiciones climáticas, a través de dos estaciones meteorológicas ubicadas en la Terminal 1 y en Planta de Aguas Negras número 1.

La terminal aérea, también posee equipo móvil denominado “Vactor” (camiones dotados con bombas de alto vacío y alta presión), para desazolve y apoyo en el desalojo de agua, en casos de encharcamiento que se presenten en pistas, calles de rodaje (donde circulan los aviones), plataformas (estacionamiento para ascenso y descenso de pasajeros), edificios y vialidades.

De manera adicional, se contrataron mediante licitación pública, los servicios de la empresa Saneamiento Industrial Especializado S.A. de C.V., para dar mantenimiento y conservación a la red de drenaje general (semiprofundo, emergente y sanitario), en horarios que no afectan las operaciones aéreas.

Los trabajos consisten básicamente en limpieza de tuberías de diferentes diámetros y en particular el desalojo de tierra, que se realiza con malacates y equipos de desagüe a alta presión en la zona de plataformas y pistas. De igual forma, la empresa contratada realiza trabajos de limpieza y mantenimiento a la red de drenaje sanitario del Aeropuerto Benito Juárez.

El mantenimiento inició en abril en la red colectora de drenaje, que concentra el desalojo de agua en tres grandes emisores, los cuales descargan el líquido en el cárcamo número 5 y de éste a la Laguna de Regulación (Brazo Izquierdo del Río Churubusco).

El primero cuenta con una longitud de 812 metros y cruza las dos pistas del AICM a una profundidad de 9 metros, para colectar las aguas del área de plataformas y enviarlas al cárcamo correspondiente.

Por otra parte, el drenaje complementario también denominado emergente, lo integran ductos de 1.83 metros de diámetro y longitud de mil 200 metros, el cual colecta las aguas de vialidades de la Terminal 1, así como los escurrimientos que descarga el cerro del Peñón hacia el Aeropuerto, para evacuarlas hacia el cárcamo número seis, donde el líquido se expulsa por medio de un sistema de bombeo hacia los vasos de desalojo.

Cabe destacar que para el desalojo de las aguas pluviales, el AICM cuenta con seis cárcamos que operan con 19 motobombas y 42 equipos de combustión interna a diesel, que se complementan con una bomba de alto flujo de succión y otra para extraer lodo.

Este sistema de cárcamos de bombeo recibe mantenimiento continuo en sus motores eléctricos y de combustión interna, con la finalidad de garantizar su óptimo funcionamiento.

Las líneas de drenaje del Aeropuerto capitalino desembocan en cuatro cárcamos de bombeo que se ubican en la zona noreste de la terminal, cuyos depósitos descargan el agua acumulada de las lluvias en un vaso regulador que se encuentra en el ex vaso de Texcoco, y su capacidad de desalojo es de 15 metros cúbicos por segundo.