Gerencia de Comunicación Social

icon_iphone_57x57No. 017

México D.F. a 6  de abril de 2014

  • Banorte, Bancomext y el AICM cedieron derechos de cobro a un fideicomiso que capitalizará el MRO, con esta acción salió del concurso mercantil.
  • El fideicomiso tiene como finalidad apoyar económicamente a los trabajadores y jubilados de las cuatro empresas del Grupo Mexicana con los recursos que obtenga del MRO y otros derechos.
  • Quedan a salvo los derechos laborales de los trabajadores frente a las aerolíneas Mexicana, Click y Link.

La decisión de la Juez Décimo Primero de Distrito en Materia Civil del Distrito Federal, Edith Alarcón Meixueiro, que permite al taller de mantenimiento Mexicana MRO continuar con sus operaciones es sin duda una resolución positiva, aseguró en nombre de los acreedores el Director General del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Alfonso Sarabia de la Garza.

El Director del AICM destacó que con la resolución se mantiene la fuente de trabajo para más de mil personas, se da seguridad jurídica a un valioso activo para la industria de la aviación de nuestro país y se conserva en funcionamiento uno de los talleres de mantenimiento más modernos de América Latina, que cuenta con autorizaciones de los EUA y la Unión Europea.

Y lo más importante, permitirá apoyar a los trabajadores y jubilados que resultaron afectados. Recordó que en el marco del concurso mercantil los acreedores acordaron ceder derechos de crédito a un fideicomiso que tenga por objeto apoyar económicamente a los cerca de 8 mil trabajadores y 600 jubilados de las cuatro empresas del Grupo Mexicana.

Explicó que la Juez Edith Alarcón Meixueiro aprobó el convenio presentado por los acreedores mayoritarios (Banorte, Bancomext y AICM) y la empresa, por el que las tres instituciones cedieron derechos de cobro a un fideicomiso que capitalizará el MRO y ostentará la mayor cantidad de acciones del mismo.

Sarabia de la Garza informó que el contrato de fideicomiso ya se ha suscrito por los acreedores. Explicó que sus fines son, entre otros: recibir recursos, entre ellos el MRO; administrar el patrimonio y realizar las acciones necesarias para integrarlo con recursos en efectivo; y distribuir los recursos en efectivo, proporcionalmente y hasta el tope de los derechos laborales derivados de los contratos colectivos o individuales, a los trabajadores y jubilados afectados de las cuatro empresas del Grupo Mexicana.

El fondo del fideicomiso ya cuenta con el MRO, que tiene un valor estimado de 100 millones de dólares, y se incrementará con los recursos que se obtengan de la venta de los nueve aviones que pertenecieron a Mexicana. El MRO tiene un gran potencial; la idea, dijo, es maximizar el valor del taller de mantenimiento y posteriormente proceder a su venta mediante una subasta pública internacional  para obtener el mayor beneficio posible, esto si así lo decide el Comité Técnico del propio fideicomiso.

Los trabajadores tendrán una participación relevante en el funcionamiento del fideicomiso, agregó el Director del AICM. Se prevé en el contrato que al Comité Técnico del fideicomiso se integren un miembro de cada uno de los sindicatos ASSA (sobrecargos), SNTTASS (tierra), ASPA (pilotos) y AECSAMAC (confianza), con derecho a voto. Precisó que las resoluciones del Comité se emitirán por mayoría de votos, salvo en dos casos muy importantes en que se exigen dos terceras partes: cuando se trate de la formulación de las reglas de operación del fideicomiso y la decisión sobre la venta de las acciones del MRO.

Los recursos que los trabajadores y jubilados reciban del fideicomiso serán un apoyo derivado del mecanismo descrito, que fue coordinado por el Gobierno de la República y mereció la sanción de la Juez. No se tratará de un pago, quedan a salvo los derechos laborales de los trabajadores y jubilados, así como su exigencia frente a las aerolíneas Mexicana, Click y Link.