14-02-2

Gerencia deComunicación Social
No. 13
México, D. F., 02 de Agosto de 2012

SOLICITA AICM RECUSACION DEL JUEZ DEL CONCURSO MERCANTIL DE MEXICANA DE AVIACIÓN

Luego de la decisión del Juez Consuelo Soto de negar el derecho que, conforme a la Ley de Concursos Mercantiles, los acreedores tienen para nombrar un interventor que vigile la conducción del procedimiento del concurso mercantil de Mexicana de Aviación, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y los acreedores de dicha empresa que en conjunto representan más del diez por ciento de la deuda sujeta a concurso y que solicitaron la designación del interventor recusado, realizan las siguientes acciones:

1. Ha sido presentada una nueva queja ante el Consejo de la Judicatura Federal, por la actuación del Juez, al contravenir el artículo 63 de la Ley de Concursos Mercantiles que garantiza el derecho de cualquier acreedor o acreedores, que por si o en conjunto, representen más del diez por ciento de la deuda de la empresa concursada a solicitar la designación de un interventor.

Además, el Juez retrasó más de cuatro meses su resolución sobre esta solicitud.

2. Se abundó sobre la queja ya presentada con anterioridad contra el Juez Consuelo, quien ha extendido de manera ilegal más de 365 días naturales el periodo de conciliación.

El 8 febrero de 2012, el Juez resolvió suspender indefinidamente el concurso mercantil argumentando la inminente capitalización de la empresa, así como la suscripción del convenio concursal.

Al día de hoy, la situación de Mexicana de Aviación no ha cambiado, ya que sigue sin ser capitalizada y no ha suscrito el convenio concursal.

Hasta el momento el único resultado de extender el concurso de manera ilegal ha sido el deterioro de los activos y que se dejen de percibir recursos federales, porque la empresa sigue ocupando bienes en el AICM sin pagar la contraprestación respectiva.

3. Subrayamos una vez más la parcialidad del Juez al conducir de manera ilegal el proceso de concurso mercantil aconsejando y dirigiendo a una de las partes en dicho proceso.

Lo anterior, pese a que el Juez tiene la obligación de actuar objetiva e imparcialmente en todos aquellos asuntos que por razón de su encargo judicial conoce; en este el caso particular ha adoptado una evidente postura a favor de intereses particulares.

Esto se traduce en que su criterio y determinaciones tomadas dentro del procedimiento concursal se vean afectadas de una evidente parcialidad con el único fin de beneficiar y velar sólo por los intereses de la parte comerciante, en contra de demás acreedores.

4. Adicionalmente, hemos presentado un incidente de recusación en contra del Juez Consuelo Soto, en el que solicitamos al Tribunal Unitario, que analice el expediente y la actuación del Juez para que proceda a sustituirlo.

Las razones para interponer la recusación son las mismas que se exponen en los párrafos anteriores.

El Juez ha realizado manifestaciones públicas que hacen evidente su parcialidad en el proceso concursal.

Asimismo, el AICM expresa su deseo de que el proceso de suscripción del convenio concursal culmine exitosamente a la brevedad en los términos en los que la ley de Concursos Mercantiles indica.