14-02-114-02-2

Dirección General de Comunicación Social 
México, D. F., 18 de Abril del 2006. 016

 

DESMIENTE EL AICM QUE SE HAYA AUTORIZADO DISTRIBUCIÓN DE VOLANTES QUE DENIGRAN A LOS HABITANTES DE LA CIUDAD DE MEXICO

Sobre la supuesta distribución de folletos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), con alguna tendencia política o partidista, las autoridades del AICM desmienten enfáticamente que se hubiese otorgado permiso alguno o se haya llevado a cabo dicha actividad en las instalaciones de la terminal aérea, puesto que la normatividad vigente establece que en dicho recinto está estrictamente prohibido repartir folletería y volantes de cualquier tipo.

Así lo afirmó Héctor Velázquez y Corona, Director General del AICM, quien precisó que en respuesta a lo publicado por un diario de circulación nacional, en donde se aseguraba sobre la supuesta distribución de trípticos que denigraban a los habitantes de la Ciudad de México, se instruyó al sistema de monitoreo, dependiente de la Subdirección de Seguridad y a todos los elementos que se ubican en las áreas públicas, que informaran si en realidad se presentó esa actividad en el recinto aeroportuario.

Asimismo, señaló que una vez concluida toda la revisión del monitoreo y de los testimonios de los elementos de seguridad, se puede asegurar, primero: que no hubo tal acción en las áreas públicas de la terminal aérea y en segundo término, que ningún organismo ni organización ha solicitado permiso para desarrollar esas actividades en el AICM.

Aclaró que aunque se presentara una petición de esa índole, sería rechazada de acuerdo a la normatividad en materia electoral, del organismo y a lo establecido en El ABC de los servidores públicos, en relación con las elecciones, documento elaborado por la Procuraduría General de la República y la Secretaría de la Función Pública, cuyo objetivo es el de fortalecer el proceso de Blindaje Electoral 2006.

Sin embargo la Dirección General del AICM giró nuevamente instrucciones precisas a la Subdirección de Seguridad y de Promoción y Calidad, para que intensifiquen la vigilancia en las áreas públicas y continúen con las mismas instrucciones en el sentido de no permitir actos que vayan en contra de la normatividad que nos ocupa.