14-02-2Dirección General de Comunicación Social
México, D. F., 05 de Noviembre del 2008

 

  • SE REGISTRARON DOS FALSAS ALARMAS DE BOMBA EN EL AEROPUERTO INTERNACIONAL BENITO JUÁREZ CIUDAD DE MÉXICO.
  • AL MOMENTO DE RECIBIR LAS AMENAZAS TELEFONICAS, SE PUSIERON EN OPERACIÓN LOS PROCEDIMIENTOS DE EMERGENCIA QUE SE APLICAN EN ESTOS CASOS.
  • SE AISLARON DOS AERONAVES, SE PUSO A SALVO A LOS PASAJEROS, SE REVISARON EQUIPAJES Y SE DETERMINÓ QUE NO EXISTÍA RIESGO ALGUNO.
  • UNA VEZ CONCLUIDAS LAS ACCIONES DEL CENTRO OPERATIVO DE LA EMERGENCIA (COE), LOS AVIONES PUDIERON DESPEGAR SIN PROBLEMAS.

El Aeropuerto Internacional Benito Juárez Ciudad de México tuvo conocimiento este miércoles 05 de noviembre del año en curso, a las 16:22 horas, de una llamada telefónica recibida en el Call Center de la empresa Mexicana de Aviación en Morelia, Michoacán, en la que una voz anónima informo de dos presuntas amenazas de bomba.

Una de las supuestas bombas, según una voz masculina, habría sido instalada en la aeronave de Mexicana, matrícula XA-UBU, que tenía programado el vuelo 307 a Cancún, con 80 pasajeros a bordo. El otro artefacto presuntamente se encontraba en otro avión de la misma empresa matrícula N866-MX, vuelo 436, con destino a Mexicali y 110 pasajeros.

De inmediato, la Comandancia General del AICM determinó instalar el Centro Operativo de la Emergencia (COE) que entra en acción en estos casos. De esa forma comenzaron a trabajar el Cuerpo de Rescate y Extinción de Incendios (CREI), ambulancias y equipos de socorro.

Ambas aeronaves, que se encontraban en ese momento en posición de contacto en la Terminal I, fueron llevadas a Plataformas de Emergencia para proceder a su revisión. Los pasajeros fueron trasladados a aerocares, mientras que expertos en la detección de explosivos realizaron sus actividades. Se utilizaron también unidades móviles de búsqueda de explosivos.

Fueron bajadas con extrema precaución todas las piezas de equipaje para tratar de encontrar los supuestos explosivos. Aquí también intervinieron elementos de la Policía Federal Preventiva, adscritos al Grupo de Operaciones Especiales.

Luego de que el COE terminó las exhaustivas inspecciones y concluyó que no existía riesgo alguno para los pasajeros ni para las aeronaves, procedió a ordenar que realizaran sus respectivos despegues sin mayores problemas, más allá de los retrasos y molestias consecuentes.

Las autoridades del AICM, en total coincidencia con todas las dependencias del Gobierno Federal, consideran que desafortunadamente existen personas irresponsables que provocan este tipo de falsas alarmas, sólo con el fin de generar confusión y temor entre los ciudadanos, particularmente en momentos difíciles y de tensión como los que vive el país.

Finalmente hacemos un llamado a la población a que tenga confianza en que las autoridades están preparadas para protegerla en momentos de contingencia y permanentemente contra cualquier amenaza que provenga de individuos que pretenden desestabilizar la paz social.