14-02-114-02-2

Dirección General de Comunicación Social 
México, D. F., 08 de Septiembre del 2006. 032

 

EL AICM MEJORÓ EL DESALOJO DE AGUAS PLUVIALES PARA EVITAR ENCHARCAMIENTOS

Las fuertes lluvias registradas en el Distrito Federal no han afectado la operación regular del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), debido a que el mantenimiento permanente de su red de drenaje facilita el rápido desalojo de aguas pluviales y evita encharcamientos en pistas, plataformas y vialidades.

Los trabajos de desazolve y conservación de más de 20 kilómetros de drenaje general, incluido un colector semiprofundo que atraviesa la zona de pistas, y de los cuatro cárcamos de bombeo se iniciaron a mediados de año y se intensificaron días previos, al inicio de la actual temporada de lluvias.

Además, para reducir las afectaciones en zona de pistas durante la temporada de lluvias, adicionalmente se realizaron diversas obras de protección hidráulica como desazolve de líneas generales de drenaje, desvío de colectores, sangrías en áreas operativas, subcolectores, así como arreglos y sustitución de bombas para agilizar la salida de las aguas pluviales.

Es importante señalar que con el inicio de operaciones del colector semiprofundo, el desalojo de agua de lluvia es más rápido, lo que ayuda a minimizar los cierres de pistas por encharcamientos.

Conforme al Programa de Conservación y Mantenimiento 2006 del AICM, se realizaron obras de limpieza profunda, particularmente el desalojo de tierra con malacates y equipos de desagüe a alta presión, en tuberías de diferentes diámetros y los cuatro cárcamos que se ubican en zona operativa.

Dichos cárcamos de bombeo descargan el agua acumulada de las precipitaciones pluviales en un vaso regulador que se encuentra en el ex Vaso de Texcoco y tienen una capacidad de desalojo de agua de 10 metros cúbicos por segundo.

Independientemente del desazolve que se realiza cada año, la terminal aérea cuenta con equipos de alta presión, denominados VACTOR, para despejar los drenajes en situaciones de emergencia. Cabe destacar que hasta ahora, no ha sido necesario el uso de dicho equipo.